Acceder

Libros de Homeopatía - De la Marca al carácter

Precio: 24,50 €
-
+

De la Marca al carácter

Roda i Fabrega, Lluis
La palabra carácter proviene del griego kraktein, “marca”; aunque no se trataba de una marca cualquiera, sino de la marca que se les hacía con un hierro candente a los animales para distinguir la propiedad de cada uno de ellos. Fue Marco Tulio Cicerón quien empezó a utilizar la palabra para describir las cualidades de una persona, llamando a los rasgos que la definían marcas de carácter.
 
El carácter es específico de cada uno de nosotros, es la marca que nos identifica y nos distingue siendo permanente e imborrable. El carácter, la voluntad y la conducta son formas con las que identificamos a qué lugar y a qué familia pertenecemos, y con ellas podemos reconocer las enfermedades miasmáticas, fruto de las marcas de las enfermedades que han padecido nuestros antepasados durante generaciones. Esconder las enfermedades físicas hace que nuestro carácter se acentúe, que adquiera relevancia y que se diagnostique como una patología mental.
 
Para descubrir el carácter, lo más importante es reconocer los rasgos que definen a cada uno de ellos. En este libro se describen 53 caracteres exponiéndose detalladamente los rasgos que los identifican, y se recomiendan los remedios homeopáticos apropiados. En cada uno de ellos se incluye una ilustración alusiva al propio carácter. La exposición de los 53 caracteres con sus correspondientes ilustraciones está precedida por un extenso listado de abreviaturas empleadas para identificar y describir los remedios homeopáticos disponibles.
 
Se presenta a título de ejemplo uno de los caracteres descritos en el libro. AUDAZ : Sinónimos: arriesgado, arrojado, atrevido, brioso, bizarro, determinado, intrépido, irreflexivo, osado, temerario.
 
Esta palabra proviene del latín audax, cuyo significado es ‘atrevido’. Los romanos la utilizaban para expresar la confianza que tenían en sus propias fuerzas; usarla era más o menos como decir que se estaba preparado o a punto o como dirían algunos deportistas actualmente, estar al cien por cien; al máximo, a tope.
 
En el caso del carácter, una persona audaz es una persona irreflexiva, que hace las cosas más atrevidas sin pensar en sus consecuencias, pero sobre todo, se aplica a personas que realizan acciones temerarias sin tener conocimientos o bien sin estar preparados: “Si no vigilo a mi hijo de dos años, se tira a la piscina sin flotador y no sabe nadar”: Merc.
 
Hay pacientes que llevan su temeridad a límites que le sobrepasan y que están por encima de sus posibilidades: “Busca siempre enfrentamientos con gente más fuerte que él”: Agar.
 
El carácter audaz lleva a una valentía inconsciente, repleta de riesgos no calculados y que ponen en peligro la integridad física de la persona.
 
Esta inconsciencia es muy común en la gente joven, la cual con frecuencia no calcula las consecuencias de sus actos, que suelen ser irreflexivos; pero pocos son temerarios si nos paramos a pensar, ya que para tener este carácter el paciente ha de poner en riesgo su vida o su integridad física.
 
En los deportes, se distingue al valiente del audaz porque este último no calcula los peligros reales que pueden comportar sus decisiones, arriesgando al límite de sus capacidades y desafiándose constantemente.
 
Al paciente con un carácter audaz no le suele disminuir su temeridad con la edad ni el tiempo, sino que aquélla en muchas ocasiones va incrementándose.
 
Una mujer asmática y que padecía de vértigos me dijo en la consulta que había venido en bicicleta atravesando toda la ciudad: Ign. Su temeridad la identifica como de carácter audaz, ya que la suya es una forma irreflexiva de valentía.
 
Esa valentía inconsciente se descubre muchas veces en cómo el paciente arriesga su vida aun conociendo los peligros.
 
Una mujer me confesó que su novio tenía el sida, pero que hacían el amor sin preservativo y que no le había pasado nada. Como podemos comprobar, el audaz, el osado, no tiene por qué desafiar al peligro con deportes arriesgados; el simple hecho de poner en peligro su vida con situaciones límite nos puede desvelar el comportamiento de estos pacientes.
 
Alejandro Magno, conquistador, decía que si esperaba demasiado, perdería la audacia que tenía en la juventud.
 
AUDACIA. Remedios: Acon., Agar., Alum., Ant-T., Arn., Bell., Bov., Calad., Cocain., Guai., Hep.,
Ign., Lac-Eq., Lach., M-Arct., Merc., Mez., Nat-C., Op., Plat., Puls., Sil., Squil., Staph., Sulph., Tarax., Tub., Verat.

Páginas: 180

Dimensiones: 21.0 x 17.0 cm.

Opiniones de los usuarios:

No hay opiniones para este producto.
Por favor, regístrese para escribir una opinión.
  • Facebook Page: 275128809166237
  • Twitter: libreriadesalu1

PRODUCTO DESTACADO

Repertorio Synthesis APP
Conversaciones con Animales Conversaciones con Animales

Métodos de Pago

logo_PayPal logo_ccVisa logo_ccMC logo_ccAmex
Transferencia (Solo España)

INSTRUCCIONES DE USO