Acceder

Libros de Salud General - La Enfermedad busca Sanarme

Precio: 28,50 €
-
+

La Enfermedad busca Sanarme

Dransart Philippe

phillipe-dransart La enfermedad nos habla de nosotros y de nuestros sentimientos. Las dolencias físicas son el reflejo fiel de las emociones que experimentamos y vivimos. Este libro del Dr. Philippe Dransart es el fruto de veinticinco años de experiencia y de reflexiones sobre el porqué del sufrimiento y cómo comprenderlo mejor a fin de liberarnos.

Curso en Barcelona del Dr. Philippe Dransart 28 de febrero 2015  CLIC AQUÍ<<<<<

 Cuando aprendamos a escuchar a nuestro cuerpo, como si se tratara de un idioma, la enfermedad nos hablará. No será ya la malévola dama que debemos combatir a toda costa, sino la herramienta que nos permitirá entablar un diálogo con nosotros mismos y, a través de este diálogo, descubriremos que detrás de la 'Enemiga' se oculta en realidad una Amiga que pretende curar las heridas de nuestra alma.

Philippe Dransart nació en enero de 1947 en Fourmies, una pequeña localidad del Norte de Francia

¿Por qué se produce la enfermedad y sin razón aparente, ¿por qué todo este sufrimiento que toca a uno de nosotros en una lotería incomprensible e injusta? Esta pregunta me llevó a realizar estudios en psiquiatría y en la homeopatía que todavía práctico  hoy y por poco tiempo, obligado por la jubilación. Pero las ideas, los pensamientos nacidos de décadas de trabajo e investigación personal no tienen la intención de retirarse, por el contrario! Ha llegado el momento para mí hoy de compartir y comunicar esta visión de la enfermedad en toda su globalidad física, emocional o espiritual.

Un fragmento del libro: por si alguno descubrís algo que os venga bien, para recapacitar o cambiar aptitudes frente a la vida. 
EL HÍGADO 

El hígado transforma el alimento en "YO", de ahí su implicación en los problemas que conciernen a: 
--La adaptación (adaptarse a las situaciones) 
--La apropiación, la posesión, los deseos, a través del TENER o del SER 
de la bulimia, de las sobrecargas emocionales, se la auto-intoxicación 
de los fracasos. de donde resulta cólera y resentimiento 
--La identidad, la imagen de sí mismo. la confianza en sí mismo 
El hígado neutraliza lo indeseable(sentimientos tóxicos: cólera, etc.) que se eliminan después por la bilis (desintoxicación).

El hígado es un órgano complejo y polivalente, y muy importante tanto por su tamaño como por sus funciones. 
De modo que el principal trabajo del hígado consiste, por una parte, en apropiarse de las cosas y adaptarlas para hacerlas suyas en función de los criterios del YO; por otra parte, en neutralizar y eliminar todo lo que resulta tóxico para el sentimiento de "ser YO". Antes de pasar por el hígado los alimentos todavía no nos pertenecen, mediante este paso los hacemos nuestros, para utilizarlos o guardarlos como reserva ("tenerlo en las entrañas").El hígado habla pues de adaptación, y también de apropiación, de posesión. La etapa ulterior es la gestión de los residuos, cuando son tóxicos y todavía nos pertenecen, con los que actúa en sentido inverso a como lo hace con los alimentos: neutraliza las toxinas. 

Por medio de la bilis eliminamos las toxinas que no son solubles en agua. Pero entre la eliminación que realiza el hígado a través de la bilis y la que realizan los riñones a través de la orina hay un pequeño matiz, porque lo que eliminan los riñones es más bien lo que hay" en la relación", mientras que lo que elimina el hígado es más bien lo que hay" en la identidad". 

DESEO, APROPIACION; EXPANSION; ENERGIA 

El hígado es ante todo una "reserva de energía" que acumula en forma de GLICÓGENO y transformará en GLUCOSA a demanda del PÁNCREAS. Para llevar a cabo sus deseos, necesitará la energía acumulada; si carece de ella, no podrá realizarlos. Uno de los signos habituales de la HEPATITIS CRÓNICA (en particular de la C es la FATIGA. 
Una fatiga que resulta tanto de la frustración en algún campo importante de la vida y de las realizaciones personales como de las condiciones fisiológicas, que no son más que un eco de esa frustración. Las enfermedades del hígado fatigan en extremo y disminuyen el deseo sexual. 
El hígado es un órgano grande, movido por un principio de expansión, con gran capacidad para regenerarse...como el deseo, que se regenera sin fin. La publicidad nos sugiere que satisfagamos el deseo para apagarlo. 
El deseo nos consumirá mientras el TENER se haga pasar por el SER. 
Cuando el hígado está enfermo suele ser por sobrecarga, por exceso, por superabundancia. 
Debe moderar sus apetitos. El hígado enfermo significa: 
---Un deseo excesivo, que o bien puede traducirse en intemperancia en la alimentación o bulimia, o bien en intoxicación. 
Por intemperancia, por falta de sensatez o capacidad de juicio, somos incapaces de evaluar no sólo la toxicidad de un alimento, sino también la de una situación. Esto aumentan los riesgos de" tropezar con mala gente". 
La HEPATITIS A resulta, en cierta forma, de tropiezos con malos alimentos. La HEPATITIS B es una complicación frecuente del que tiene muchos compañeros sexuales. 
---Un deseo contenido, dirigido hacia dentro, como en el Hipocondríaco, que vive replegado hacia sus problemas de salud y en quien el deseo sexual es muy débil; su consciencia se ha desplazado hacia sus pequeñas "pupas". Su deseo está vuelto hacia dentro, la enfermedad se convierte en su "objeto de disfrute". 
El hígado es el órgano en el que el deseo materialista se transmuta en aspiración espiritual, resultando de ello la iluminación y una nueva sabiduría respecto a las decisiones que hay que tomar. 
El deseo de poseer relacionado con la imagen del YO puede observarse tanto a propósito de cosas materiales como de situaciones afectivas. 

Los problemas localizados en el hígado, como la HEPATITIS, nos ponen, más que ningún otro, frente a nuestras contra dicciones. Porque afectan a la vez a la imagen que tenemos de nosotros mismos y a nuestro deseo de poseer. 

LA IMAGEN DEL YO;LA FALTA DE CONFIANZA EN UNO MISMO 

El hígado es un órgano sensible a la imagen que tenemos de nosotros mismos o la que mostramos a los demás (aunque no sea más que por nuestro aspecto físico, con abultada panza o encogimiento hipocondríaco).Le afecta que "quede en entredicho la imagen que uno tiene de sí mismo. A través de los AMINOÁCIDOS, el hígado vincula el YO con las innumerables formas de vida, por lo que algunos autores creen que está relacionado con lo religioso, con el ideal. 
-----A menudo en niños con problemas hepáticos, en los que carecen de apetito o tienen crisis de ACETONA, incluso los que tienen lombrices intestinales, suelen ser de temperamento reservado y tímido. En general, carecen de confianza en sí mismos, aunque a veces compensan su fragilidad con una tendencia falsamente autoritaria en relación a los más débiles, acomodándose a las circunstancias cuando se invierte la relación de fuerzas. En el adulto resulta menos evidente porque la vida enseña a ocultar las debilidades, pero a veces las circunstancias hacen que se trasluzcan de todas formas. 

Hay diagnósticos que ensombrecen la mente, como cuando le dicen a una persona que tiene una enfermedad será y que es muy probable que vaya agravándose. Pero si comprendemos que el nombre de la enfermedad es menos importante que lo que tratamos de decirnos a través de ella, entonces puede renacer la esperanza y, con ella, un espíritu positivo capaz de darle la vuelta a la peor de las situaciones. 
Las frustraciones que uno vive cada día, las cosas no digeridas que ha aceptado por carecer de valor para negarse, todo eso demuestra una profunda falta de confianza en uno mismo que puede manifestarse en el hígado. 

El hígado contribuye a que tengamos una versión más elaborada del SISTEMA INMUNITARIO en relación con los sentimientos alimentados desde el exterior. Muchas ALERGIAS se desarrollan en el terreno hepático. 


LA ADAPTACION 
Lo mismo que el hígado adapta el alimento para hacerlo "nuestro", adapta las experiencias de la vida al YO a fin de que éste las integre sabiamente como suyas; al mismo tiempo, ayuda al YO a adaptarse a las situaciones y circunstancias de la vida. 

Ante las "agresiones o injusticias", o incluso ante las pequeñas y grandes preocupaciones puede que nos" suba la bilis". 
Cuando uno siente que "se le revuelve el hígado" lo que siente es una mezcla de ira y miedo. Rechaza adaptarse, y siente cólera y rebeldía. La hepatitis es una inflamación a través de la cual se expresa la ira o la rebeldía ante situaciones que uno considera injustas, o a las que no sabe adaptarse. En el peor de los casos, se transforma en CIRROSIS o incluso CÁNCER, que es la prueba de la autodestrucción, del rechazo de la vida o de sí mismo. El rechazo de sí mismo, con absoluta carencia de auto estima.es típico de las personas que se matan ahogándose en alcohol. 

LA NEUTRALIZACIÓN DE LAS "TOXINAS" 
(cólera, resentimiento, disgustos) 

Mediante la bilis el hígado elimina la HEMOGLOBINA procedente de la muerte de los glóbulos rojos, por un lado; y por otro, algunas toxinas liposolubles, es decir solubles en las grasas pero no en el agua, razón por la cual no pueden ser eliminadas por los riñones, de modo que son vertidas en el tubo digestivo y eliminadas principalmente en las heces. 
Pero el organismo utiliza la bilis con inteligencia, pues la mezcla con el JUGO PANCREÁTICO, que tiene la propiedad de emulsionar las grasas; por lo tanto, este jugo las fragmenta para que pueda atacarlas y digerirlas químicamente. 
Sin embargo toda esta bilis no se elimina de una vez. Una parte es absorbida por el intestino delgado, y vuelve a pasar al hígado para ser eliminada de nuevo. En cierta forma, machacamos la "hiel", la amargura. Se trate de disgustos o de cólera, la bilis es el lugar donde RUMIAMOS LAS CONTRARIEDADES. 
Así como el hígado, por su función biliar, habla de la evacuación de la amargura, de la cólera y de todo lo que no hemos digerido de las experiencias de la vida, proceda de donde proceda: del entorno familiar o profesional, o de los fracasos en poseer o afirmar el YO. Como vamos a ver, el RESENTIMIENTO afecta a la vesícula biliar. La bilis es "amarga", y la cólera, tanto si se expresa como si se contiene, MOVILIZA LA ENERGÍA DEL HÍGADO. 
Pero la evacuación es también transmutación, pues la bilis permite digerir las grasas. En el aspecto positivo de la ira, cuando la controlamos transformándola en energía y en una fuerza interior que nos haga capaces de absorber el "gordo"(la grasa) exterior…

Páginas: 402

Dimensiones: 14.2 x 21.2 cm.

Opiniones de los usuarios:

No hay opiniones para este producto.
Por favor, regístrese para escribir una opinión.
  • Facebook Page: 275128809166237
  • Twitter: libreriadesalu1

PRODUCTO DESTACADO

Repertorio Synthesis APP
Cancer & Homeopathy Cancer & Homeopathy

Métodos de Pago

logo_PayPal logo_ccVisa logo_ccMC logo_ccAmex
Transferencia (Solo España)

INSTRUCCIONES DE USO